VEN A VISITARNOS
C/ Cruixidell, 2
Urb. Torre en Conill
46117 Bétera (Valencia)
VEN A VISITARNOS C/ Cruixidell, 2 Urb. Torre en Conill 46117 Bétera (Valencia) Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11

Cuidados en verano para personas mayores

  • Publicado el

    09 de agosto de 2022

Las altas temperaturas del verano suponen un riesgo para nuestros mayores que puede tener graves consecuencias. Infórmate de los cuidados en verano que te ayudan a prevenir y tomar medidas en el día a día.

Llega el verano y siempre nos parece que hace más calor que el anterior. En algunas zonas, las temperaturas son tan altas que ya estamos deseando llegar al otoño. Nos encanta disfrutar la temporada estival, pero también es cierto que las altas temperaturas suponen un riesgo, sobre todo para niños y personas mayores. Por eso hemos de informarnos muy bien sobre los cuidados en verano para personas mayores.

Uno de los riesgos es padecer un golpe de calor, por ello, tenemos que prestar atención a las sensaciones corporales. Un golpe de calor es un exceso de calor en el cuerpo que se traduce en una hipertermia. Nuestro cuerpo puede llegar a los 38º o 40º.

Hemos de ser conscientes de que una persona mayor no cuenta con la misma capacidad de adaptación a este problema. Del mismo modo, su organismo tampoco tolera bien un cambio brusco de temperatura.

Las consecuencias podrían afectar de forma muy grave al sistema circulatorio, neurológico y renal. También podrían verse comprometidos los estados de conciencia y los procesos de coagulación.

Los cuidados en verano para personas mayores no autónomas todavía cobran mayor importancia. Hay que prestar mucha atención a los adultos mayores con deterioro cognitivo, trastornos de movilidad y enfermedades crónicas.

10 Cuidados esenciales en verano para personas mayores

Queremos insistir en que lo más importante es prevenir. Así que nuestro primer consejo es conocer de forma anticipada cuándo se esperan estas  olas de calor que duran días o semanas.

Si tenemos personas mayores vulnerables a las que cuidar, es vital llevar a cabo estas premisas.

1. Controla que beba agua

El calor hace que  nuestro cuerpo pierda líquido más rápidamente, así que hay que mantenerlo hidratado bebiendo más agua y con mayor frecuencia.

Cuando se trata de personas mayores, hay que tener en cuenta que a veces no suelen tener sensación de sed o no tienen autonomía para beber agua por sí mismos. Así pues, si está bajo tus cuidados, controla que la cantidad de agua que bebe es suficiente y ofrécele

beber aunque no tenga sed.

2. No salgáis en las horas de más calor.

Una de las ventajas del verano es que tenemos más horas de luz para disfrutar del día. Salir a pasear es una muy buena práctica para las personas mayores, pero es muy importante evitar salir al exterior  durante las horas de más calor. Suele ser de 12:00 a 17:00 horas aproximadamente.

Aun así, buscad siempre pasear por la sombra y  llevad agua con vosotros tanto para beber como para refrescaros si es preciso.

Cubre su cabeza con una gorra o sombrero.

3. Elige bien la ropa diaria

Con las altas temperaturas es muy recomendable que elijas ropa confeccionada con tejidos transpirables y ligeros, como el lino o el algodón. Que sean prendas holgadas para que se sientan muy cómodos y se reduzca la sensación de agobio.

4. Fruta y verdura abundante en su dieta

Tenemos que aumentar los alimentos que aportan más agua al organismo sin olvidar  que la dieta ha de ser equilibrada, variada y nutritiva.

Así que las frutas y las verduras son nuestro mejor aliado. Si quieres, puedes leer  más  en nuestro post sobre la alimentación en verano para personas mayores.

Opta por ensaladas y platos ligeros. Evita los guisos pesados de digestión larga o a altas temperaturas.

5. Evitar las bebidas con cafeína o el alcohol

Por que favorecen la deshidratación. Y eso es justo lo que queremos evitar.

Mejor opta por agua, zumo u horchata fresquita.

Eso sí, como hemos comentado, vigila que beba frecuentemente aunque no te lo pida.

6. Mantén la casa fresca

Hemos comentado que las horas centrales del día, cuando hace más calor, es conveniente quedarse en casa y no salir a la calle. Así que hemos de cuidar que la temperatura del interior sea fresca. Cierra las ventanas durante esas horas de bochorno y ábrelas de cara a la noche para ventilar y refrescar.

Si has de utilizar el aire acondicionado por las altas temperaturas, mantén los grados entre los 23-25.

7. Aplica protector solar en la piel

Si bien es un consejo aplicable a cualquier edad, en las personas mayores cobra mayor relevancia. Su piel es más frágil y vulnerable ante los efectos del sol.

Aplica un protector solar antes de salir de casa adecuado a su tipo de piel.

8. Pasear, tomar el aire y ejercitarse

El calor nos suele dar tregua a última hora de la tarde. Aprovecha a partir de esa hora para que tu mayor salga a dar un paseo, andar, estirar los músculos.

No ha de perder su autonomía, su tono muscular y además, es una forma de socializar con otras personas.

Si vivís en un pueblo, es más probable que podáis encontrar vecinos, amigos o familiares en la plaza o en lugares que suelen convertirse en puntos de encuentro. Organiza paseos con otros miembros de la familia o con amigos para charlar mientras camináis.

9. Que duerma bien es muy importante

Qué fácil es decirlo, pero cuando la sensación de bochorno es muy acusada, conciliar el sueño o dormir de un tirón parece tarea imposible. Eso hace que nuestros mayores, además de nosotros, no durmamos lo suficiente y nuestra calidad de sueño disminuya.

La sensación de cansancio puede hacerse presente durante el día. Cuando hablamos de personas mayores, hemos de ser conscientes que las horas de sueño son fundamentales para que su salud no se resienta.

Es importante mantener unos horarios fijos, así como realizar algo de ejercicio suave que les active. De esta forma, por la noche aumentará la sensación de sueño y les ayudará a dormir mejor.

10. Vigila su tensión arterial y su temperatura

Muchos de nuestros mayores toman medicación que influye en su tensión, así que con las altas temperaturas hay que controlarla más frecuentemente.

Vigila su tensión y su temperatura corporal.

Los cuidados en verano para personas mayores son esenciales para evitar los efectos dañinos de las altas temperaturas. Con información, prevención y control puedes hacer que tu mayor disfrute del verano.

Todo el equipo de Selegna se vuelca en paliar los efectos del calor en nuestros mayores tomando todas las medidas precisas para que se sientan cómodos, frescos, hidratados y puedan disfrutar de la temporada estival.

Si necesitas ayuda o información, estaremos encantados de atenderte. Contacta con nosotros. ¡Y feliz verano!


También te puede interesar

Los beneficios de las actividades grupales en residencias

El baile



Valores familiares

© • Residencial para Personas Mayores en Valencia • Selegna
Desarrollado por backspin • Agencia de Marketing y Publicidad.