Skip to main content
VEN A VISITARNOS C/ Cruixidell, 2 Urb. Torre en Conill 46117 Bétera (Valencia) Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11

Cómo frenar la artrosis: recomendaciones prácticas para el cuidado de tus articulaciones

  • Publicado el

    27 de marzo de 2024

Según pasan los años es común que surjan problemas en nuestras articulaciones y huesos y la artrosis es uno de ellos. Se trata de una enfermedad de tipo degenerativo que afecta a millones de personas en todo el mundo y debido a nuestros estilos de vida actuales va en aumento.

Vamos a ver las causas de esta enfermedad y cómo frenar la artrosis y reducir sus efectos.

Según la Organización Mundial de la Salud la artrosis ha ido en aumento a nivel mundial en las últimas décadas. En el 2019 había 528 millones de personas en el mundo afectados por esta enfermedad, un 113% más que en 1990.

El 73% de esos afectados son mayores de 55 años y más del 60% son mujeres. Aprender a prevenir y frenar la artrosis se hace más importante según aumentamos en edad.

Sobre todo, si pensamos que, con el envejecimiento de la población y el aumento de las tasas de obesidad y traumatismos, se espera que la prevalencia de la artrosis continúe en aumento a nivel mundial.

En Residencial Selegna nos tomamos muy en serio la artrosis de nuestros residentes. Por eso habilitamos en nuestro día a día todas las medidas adecuadas para frenarla y combatir sus efectos con hábitos de vida saludables.

Señales y síntomas de la artrosis

La artrosis causa dolor y limitaciones físicas y tiene un impacto perjudicial en la calidad de vida de las personas que la padecen. Es una de las afecciones osteomusculares que más discapacidades y limitaciones de movimientos provocan.

Los síntomas de la artrosis pasan por dolor, hinchazón, rigidez y dificultad para mover la articulación afectada. A medida que la enfermedad progresa, puede provocar una pérdida gradual de la movilidad y la fuerza muscular, lo que dificulta la realización de actividades físicas habituales de manera natural.

Son muchos los factores que pueden agravar esta situación. Entre ellas podemos señalar las lesiones en las articulaciones, enfermedades metabólicas como la diabetes, la obesidad o enfermedades articulares anteriores.

¿Por qué se produce la artrosis?

La artrosis, también conocida como osteoartritis se produce por una degradación del cartílago hialino que recubre las superficies óseas en las articulaciones. La rodilla suele ser el punto más afectado seguido de la cadera.

El cartílago juega un papel fundamental para facilitar el movimiento y amortiguar las articulaciones. En el caso de la artrosis este tejido pierde sus propiedades e incluso llega a desaparecer. De esta manera los huesos rozan directamente unos sobre otros al moverse y es lo que provoca el dolor tan intenso.

Consejos para frenar la artrosis

Aunque para la artrosis no existe una cura definitiva si hay posibilidades de frenar la artrosis y reducir sus efectos lo máximo posible. Se trata de reducir las molestias y el dolor y permitir la máxima movilidad a la persona afectada.

Entre ellos hay que destacar:

Una alimentación saludable

Una alimentación equilibrada es clave para frenar la artrosis. Para ello es fundamental la ingesta de alimentos antioxidantes con una dieta de alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como el salmón y las semillas de chía, que tienen propiedades antiinflamatorias y contribuyen a mantener la salud articular.

También se recomienda reducir el consumo de alimentos procesados y ricos en grasas saturadas, que pueden aumentar la inflamación en el cuerpo y empeorar los síntomas de la artrosis.

Alimentos antiinflamatorios

Además de estos alimentos, también se pueden incorporar especias como el ajo, el perejil y el orégano, que tienen efectos antiinflamatorios.

Aquí podemos destacar el té verde para aliviar el dolor y reducir la inflamación. También una dieta rica en frutas y verduras o la fibra ayudarán en este objetivo.

También ayudan a prevenir el sobrepeso que es una de las causas de que esta enfermedad se agrave.

Vitamina D y calcio

Es importante mantener unos niveles adecuados de vitamina D mediante la exposición al sol moderada y el consumo de alimentos como los cereales y la leche.

La vitamina D es esencial para la absorción de calcio en los huesos, por lo que es importante asegurarse de obtener suficiente cantidad de ambos nutrientes para mantener la salud ósea y prevenir la osteoporosis, una complicación común en personas con artrosis.

Un peso saludable

Es imprescindible incorporar actividades de fortalecimiento muscular, como el levantamiento de pesas o el yoga, que pueden ayudar a mejorar la estabilidad y la función de las articulaciones.

El descanso frecuente y mantener buenas posturas corporales en todo momento es también una buena manera de reducir la presión sobre las articulaciones y prevenir las lesiones.

Proteger las articulaciones

Hay que evitar el tabaquismo y reducir el consumo de alcohol porque pueden provocar inflamación y agravar los síntomas de la artrosis. También hay que evitar una vida sedentaria y fomentar un ejercicio activo en todo momento.

Si quieres saber más sobre nuestros hábitos para frenar la artrosis en Residencial Selegna en Valencia sólo escríbenos y te contamos más detalles sobre nuestros programas para prevención y reducción de los efectos artríticos en nuestros residentes.


También te puede interesar

Navidad en Selegna, una residencia especial para un momento especial

Enfermeros 24 horas, claves para una residencia de calidad

Cuando un amigo se va.