Skip to main content
VEN A VISITARNOS C/ Cruixidell, 2 Urb. Torre en Conill 46117 Bétera (Valencia) Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11

Alimentación en verano para personas mayores: unas recomendaciones

  • Publicado el

    10 de julio de 2024

En verano todos debemos adaptar nuestra dieta a la situación de calor para evitar la deshidratación, los golpes de calor y otros problemas propios de esta época. Y en las personas mayores este aspecto es más importante si cabe. En Residencial Selegna tenemos muy en cuenta las pautas para acondicionar la alimentación en verano para personas mayores y evitar cualquier problema.

Con estos consejos esenciales para poder adaptar la alimentación de los mayores en verano podrás preparar un menú veraniego que cubra todas sus necesidades nutricionales.

Alimentación en verano: la hidratación es lo más importante

Por culpa del calor y de la mayor incidencia del sol el gran peligro durante el verano es la deshidratación. También puede ir unido a ciertas carencias nutritivas ya que el calor puede provocar una sensación de bajada del apetito.

Esto es habitual en todo tipo de personas durante los meses más calurosos, pero en el caso de las personas mayores no sólo se acentúa, sino que también puede ser mucho más peligroso.

En Selegna uno de los principales objetivos es asegurar la hidratación y estar vigilantes a la presencia de síntomas de deshidratación, sobre todo en los días más calurosos.

Para ello que asegurar el consumo suficiente de agua a lo largo del día.

Es importante destacar dos consideraciones sobre esta cuestión:

  • Se trata de garantizar la ingesta de la cantidad de agua suficiente durante el día. Esto no quiere decir que sólo deba beberse agua, este elemento se encuentra en muchos alimentos, en especial frutas y verduras, no sólo en forma de líquido como tal.
  • Otros elementos alimenticios son acumulativos en el cuerpo, el agua no. Es decir, nuestro organismo acumula grasas, por ejemplo, y tiene reservas cuando las necesita incluso si un día no se consume. En el caso del agua es urgentemente necesaria consumir la cantidad adecuada cada día, el cuerpo no la acumula con lo que la ingesta recomendada debe hacerse a diario.

¿Cómo asegurar el consumo adecuado de agua al día?

Como ya hemos explicado el agua se encuentra en muchos alimentos. Así que adaptar la alimentación para verano de personas mayores pasa por fomentar y animar al consumo de agua, pero también de alimentos que la contengan:

Las frutas y verduras de temporada

Además de ser natural hay que reconocer que en verano la fruta apetece, resulta más ligera que otros alimentos y no requiere de unas digestiones pesadas.

El organismo no destina tantos recursos a la digestión de frutas y verduras como necesita la digestión de carne, por ejemplo. Por eso la fruta y la verdura es la opción más inteligente para asegurar el consumo de agua necesario que evite la deshidratación del mayor.

Incluir en el menú frutas de verano como el melón, la sandía o el tomate y verduras estivales como el pepino son una buena opción.

Las comidas deben ser ligeras

Lo importante durante el verano es que las comidas sean ligeras. Se cumple un doble objetivo con ello:

  • Evitamos digestiones pesadas. Como ya hemos mencionado esto hace que nuestro organismo necesite destinar menos recursos a la digestión.
  • Se fomenta el consumo de agua. Hacer comidas ligeras anima al consumo de agua que es uno de los objetivos principales.

Siempre asegurando el consumo de los nutrientes necesarios. Por eso en verano de manera natural nos apetecen más las ensaladas, los zumos o el popular gazpacho o distintos tipos de sopas frías.

También es importante evitar lo máximo posible la sal o los alimentos fritos y procesados. Estos alimentos procesados suelen incluir mucha más sal, un componente que durante la época de calor debe reducirse lo máximo posible en la alimentación en verano para personas mayores.

¿Cuáles son los mejores alimentos para mayores en verano?

A modo de resumen te dejamos una lista con los principales alimentos que deberían incluirse en el menú de verano para personas mayores y sus principales características.

Frutas recomendadas para el verano

Sandía: contiene un 93% de agua y es rica en sales minerales y vitaminas, ideal para refrescar y nutrir.

Melón: con alto contenido de agua, refrescante y dulce, perfecto para meriendas de verano.

Tomate: con un 93% de contenido en agua, es excelente en ensaladas y gazpachos, además de ser rico en vitamina C y antioxidantes.

Piña: beneficiosa para la digestión, con un 85% de agua y rica en potasio y magnesio.

Las mejores verduras y hortalizas

Pepino: supera al tomate, con un 97% de agua, es ideal en ensaladas o para saborizar agua.

Espinacas: compuestas mayormente de agua y ricas en vitaminas E y C, potasio y magnesio.

Zanahoria: se puede disfrutar cruda, en zumos o ensaladas, proporcionando vitamina A y antioxidantes con un 90% de contenido de agua.

Algunas comidas para personas mayores en verano

Para garantizar una dieta equilibrada y rica en líquidos algunos platos recomendados pueden ser:

Ensalada de legumbres: ricas en fibra, ideal para mantener una buena digestión y reducir la sensación de calor.

Ensalada campera: con ingredientes cocidos como patata, cebolla y huevo, ofrece una comida completa y refrescante.

Gazpacho: un plato refrescante que combina tomate, pepino y pimiento, repleto de agua, nutrientes y vitaminas.

Huevos rellenos: rellenos de atún, estos huevos son fáciles de preparar y consumir frescos, aportando proteínas esenciales.

Como ves son todos ellos platos fáciles de preparar y que contribuyen a ese equilibrio entre nutrición e hidratación.

La alimentación adecuada para mayores en Residencial Selegna

En Residencial Selegna prestamos una especial atención a la alimentación en verano de nuestros residentes.

Esto nos permite no sólo cuidar su salud sino sobre todo fomentar un verano activo pero tranquilo para ellos.

Si quieres saber más sobre nuestros servicios durante el verano puedes contactar con nosotros para más información.


También te puede interesar

Actividades físicas para personas mayores en verano

Nuestra residencia para personas mayores apuesta por el ejercicio

Cómo frenar y prevenir el deterioro de la memoria