Skip to main content
VEN A VISITARNOS C/ Cruixidell, 2 Urb. Torre en Conill 46117 Bétera (Valencia) Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11

Cuidado de personas mayores en verano: disfrutar de cuidados y buena compañía

  • Publicado el

    06 de junio de 2023

Cuando llega el verano el cuidado de personas mayores se convierte en una labor mucho más necesaria y en ocasiones complicada. Hay que garantizar que sigan recibiendo el cuidado adecuado en todo momento además de prestar una especial atención al calor y las altas temperaturas o la larga exposición al sol.

Por eso en ocasiones es recomendable buscar un centro especializado en la atención a personas mayores para asegurar su bienestar.

En una residencia de ancianos cuidar el bienestar de los residentes es una prioridad y el personal tiene la experiencia para tomar medidas especiales para garantizar que disfruten de un verano seguro y confortable.

Vamos a analizar más en profundidad el cuidado de personas mayores en verano para conocer al detalle todo lo que sus familias deben tener en cuenta en los meses de calor.

Adaptar el entorno de las personas mayores

Lo primero que hay que cuidar durante los meses de calor es el ambiente habitual en el que viven las personas mayores. Es decir, su hogar o los lugares comunes en los que suelen vivir y pasar más tiempo también en verano.

Hay que tener en cuenta que las personas mayores tienen una mayor dificultar para regular la temperatura corporal. Por eso es fundamental hacer una adaptación del entrono para garantizar la comodidad de los residentes.

Esto incluye mantener las habitaciones y áreas comunes frescas y bien ventiladas, utilizando sistemas de aire acondicionado o ventiladores según sea necesario.

También hay que tomar medidas para proteger a las personas mayores de la exposición excesiva al sol. Esto puede ser mediante toldos en las ventanas, sombrillas en las áreas al aire libre, etc.

Correcta hidratación y una alimentación adecuada

Para cualquier persona una buena hidratación durante el verano es fundamental, en el caso de las personas mayores lo es aún más. Hay que promover la ingesta adecuada de líquidos de los colectivos más vulnerables.

Por eso es una responsabilidad de los familiares cercanos o personas cuidadoras proporcionar dichos líquidos: aguas, zumos, etc en todo momento.

Bebidas refrescantes como infusiones frías también pueden ser adecuadas, aunque como el agua directamente no hay otra igual.

También se presta especial atención a la alimentación, proporcionando comidas equilibradas y ligeras que ayuden a mantener un buen estado nutricional y evitando alimentos pesados que puedan generar malestar durante los días de más calor.

Hacer actividades adaptadas al calor

Es importante en los meses de calor y para mejorar el cuidado de personas mayores durante el verano adaptar el ritmo de actividad a la temperatura.

Esto incluye reducir las actividades al aire libre en las horas de mayor calor. Aunque eso no significa que haya que “encerrar” a las personas mayores en las casas, pero sí aprovechar las horas en las que el sol ya desaparece para que puedan disfrutar de las actividades al aire libre y con un poco de aire fresco.

En las horas de mayor calor hay que asegurarse de que tengan actividades a cubierto que puedan ser igualmente satisfactorias para ellos.

Hay que tender hacia actividades más relajadas, como talleres de manualidades, juegos de mesa o lectura que también les permita estar acompañado y disfrutar de ratos amenos.

Las ventajas de una residencia de ancianos en verano

Una residencia de ancianos durante el verano puede ser el lugar donde mejor se encuentren las personas mayores.

Una de las ventajas de elegir una residencia de ancianos para el cuidado de personas mayores en verano es la tranquilidad que brinda a las familias.

Saber que sus seres queridos están en un entorno seguro y adaptado a las condiciones del verano les permite disfrutar de esta temporada sin preocupaciones.

Además, en una residencia, los residentes tienen la oportunidad de socializar y participar en actividades recreativas de forma regular. Esto contribuye a su bienestar físico y emocional.

También se promueve el contacto con la naturaleza, como paseos por jardines y áreas verdes, para aprovechar los beneficios terapéuticos del entorno natural sin riesgos por exposición al calor.

Al elegir una residencia de ancianos, las familias pueden tener la tranquilidad de que sus seres queridos recibirán el cuidado necesario durante la temporada de verano, promoviendo su bienestar y calidad de vida.

Si vives en Valencia o provincia y crees que una residencia para el cuidado de personas mayores en verano puede ser una buena opción para tu familiar en Residencial Selegna, podemos ayudarte.

Escríbenos y te explicamos lo que podemos hacer por tu familia durante el verano.


También te puede interesar

Residencia para mayores Selegna, ¿Qué la hace diferente?

Los beneficios de ser unos ancianos sanos

Gimnasia cerebral: qué es y por qué es importante para los mayores