Skip to main content
VEN A VISITARNOS C/ Cruixidell, 2 Urb. Torre en Conill 46117 Bétera (Valencia) Teléfono 687 71 63 86 / 96 160 85 11

Artrosis en las personas mayores, ¿cómo afrontarla?

  • Publicado el

    09 de mayo de 2024

Una de las enfermedades crónicas más habituales en edades avanzadas es la osteoartritis, también conocida como artrosis. La artrosis en las personas mayores reduce su movilidad y añade molestias cotidianas que dificultan una vida activa y plena. Por eso es necesario tratarla adecuadamente y prestar cuidados especiales a las personas afectadas algo a lo que en Residencial Selegna prestamos mucha atención.

La artrosis es una enfermedad de tipo reumático y es crónica. Afecta más a personas de edad avanzada. Diversos estudios sostienen que más de la mitad de la población española mayor de 65 años sufre esta enfermedad en mayor o menor grado.

Obviamente una enfermedad así dificulta mucho el movimiento y el bienestar del mayor. Afecta a su calidad de vida y también supone un mayor gasto económico.

Con el tiempo, si no es tratada adecuadamente, la artrosis provoca rigidez y debilidad de los músculos y en especial de las articulaciones. Esto provoca dolores permanentes e incluso deformidades en ciertas zonas del cuerpo.

Para minimizar estos efectos hay que tener un plan de actividades adecuados y que la persona afectada tenga unos cuidados especiales. Es lo que hacemos en Residencial Selegna para cuidar a nuestros residentes con unos servicios adecuados. El objetivo es siempre mantener su calidad de vida, prevenir que la artrosis vaya a más y prestar los cuidados esenciales para ralentizar su crecimiento.

¿Por qué es tan mala la artrosis?

La artrosis u osteoartritis, afecta principalmente las articulaciones, donde el cartílago que amortigua los extremos de los huesos se degenera, causando dolor y deformidad.

Las áreas comúnmente afectadas incluyen manos, rodillas, caderas, así como la columna lumbar y cervical.

El dolor de las articulaciones aparece al principio durante el movimiento, pero a medida que la enfermedad avanza, también puede presentarse en reposo.

La inflamación severa puede restringir el movimiento y causar entumecimiento en las áreas afectadas.

Además, se va produciendo una pérdida de fuerza en la musculatura en general. Esto aumenta la rigidez de las extremidades. La degradación del cartílago puede provocar que los huesos rocen entre ellos. Esto provoca chasquidos y ruidos al moverse y mucho dolor en la persona afectado.

¿Qué puede agudizar la artrosis?

La artrosis puede aparecer casi a cualquier edad, pero obviamente es más habitual en las personas mayores.

La artrosis en las personas mayores es muy frecuente y molesta. Por lo general aparece a partir de los 50 años y se agudiza a partir de los 65.

También es más habitual en las mujeres, sobre todo después de la menopausia por la disminución de la producción de estrógenos en esta etapa de la vida.

Otros factores que pueden propiciar la aparición de la artrosis en las personas mayores es un ejercicio físico no adecuado. Por ejemplo, si se carga demasiado peso o se hacen demasiados movimientos repetitivos.

Existe un componente genético que hace que ciertas personas sean más propensas a sufrir de artrosis. También está comprobado que las lesiones previas en ciertas zonas favorecen que aparezca la artrosis u osteoartrosis.

Por último, una vida poco saludable con sobrepeso o sedentarismo y ausencia total de ejercicio o el propio estrés tampoco ayuda. Son factores que propician la aparición de esta molesta enfermedad y agravar sus síntomas y molestias.

¿Se puede evitar la artrosis?

La artrosis en las personas mayores es una enfermedad crónica que no tiene cura. Pero sí pueden aplicarse estrategias para mitigar sus efectos y frenarla, reducir su evolución y retrasar el empeoramiento y mantener una buena calidad de vida.

Para ello hay que tomar una serie de medidas concretas y un plan de vida específico.

Algunas de las pautas a tener en cuenta serían:

Hay que cuidar el aspecto emocional

Conseguir que el mayor lleve una vida activa y con el ejercicio adecuado implica que la persona tenga un buen estado de ánimo. Por eso hay que prevenir el estrés, la depresión y todos los aspectos emocionales que no contribuyan a un buen estado de ánimo. Es algo a lo que no se suele prestar mucho cuidado y es esencial en la artrosis.

Una vida saludable

Promover un estilo de vida saludable con un ejercicio físico moderado y adaptado a las condiciones del mayor. También así se fortalece el músculo que es la mejor protección contra el rozamiento de los huesos.

También es imprescindible una nutrición adecuada para evitar el sobrepeso y contribuir a que los huesos no sufran en exceso.

Otros tratamientos contra la artrosis

Otras medidas como aplicar tratamientos con frío y calor en las zonas afectadas o mantener posturas correctas en todo momento reducen mucho las molestias propias de esta enfermedad.

Cuidados para la artrosis en Selegna

En nuestra residencia comprendemos la importancia de un tratamiento integral para la artrosis. Nuestro enfoque se centra en ofrecer un cuidado personalizado para promover una vida sana y ayudar a minimizar los efectos de la artrosis.

Contamos con un equipo multidisciplinario que incluye médicos, enfermeras y fisioterapeutas, dedicados a manejar los síntomas de la artrosis.

Las actividades de rehabilitación física son clave en nuestro programa de cuidados, con planes específicos que ralentizan los efectos de la artrosis.

Todo en combinación con un soporte psicosocial al mayor y unas instalaciones adaptadas hacen que nuestra residencia sea el lugar perfecto para que la artrosis afecta lo mínimo posible a su calidad de vida. Si quieres saber más sobre nuestros servicios para el cuidado del mayor puedes escribirnos y te contaremos todos los detalles.


También te puede interesar

Actividades para personas mayores de 80 años: el movimiento es salud

¿Qué incluyen los precios de las residencias de ancianos?

Las mejores actividades de ocio para personas mayores